Cocottes y cazuelas

Filter
Categoría
Marca y serie

Precio: € – €

Especiales (ej. nuevo, en oferta, etc.)
Más filtros
Productos encontrados

Arriba

UNA CAZUELA PARA TODA LA VIDA: LA COCOTTE

La palabra francesa “cocotte” significa “pollo”, en una clara referencia al uso original del recipiente: guisar esta ave. Sin embargo, estas cazuelas no son solo apropiadas para un único plato, sino también para estofar, brasear y hornear pan.

LAS COCOTTES MÁS POPULARES

  1. Cocotte redonda de hierro colado STAUB color cereza 22 cm
  2. Cocotte redonda negra con vaporera 26 cm
  3. Juego cocotte azul 24 cm de hierro colado STAUB con accesorios

Los productos de la renombrada marca STAUB, miembro del grupo ZWILLIG desde 2008, gozan de gran prestigio entre cocineros profesionales y aficionados del mundo entero. Un buen ejemplo de ello es Paul Bocuse, el chef de Lyon, que mantiene las codiciadas estrellas Michelin desde hace más de 50 años. Hace más de 15 años que trabaja con los productos STAUB y durante este tiempo se ha convertido en embajador de la marca y ha creado numerosas recetas para cocottes.

FABRICACIÓN PRECISA Y LABORIOSO TRABAJO MANUAL

Las cocottes STAUB son de cerámica refractaria o de hierro colado con el interior esmaltado. Los diseños son especialmente atractivos y muy decorativos, como en el caso de la cocotte en forma de tomate. Las cazuelas de cerámica se fabrican en varias formas mediante procedimientos de fundición, fundición a presión y rotación. Para cada cocotte de hierro colado se prepara a mano un molde de arena. Antes de ponerlas a la venta se realiza un cuidadoso acabado manual y posteriormente, personal con gran experiencia lleva a cabo un minucioso control de calidad.

UNA CAZUELA POLIVALENTE

Una cazuela de hierro colado puede usarse en todas las superficies de cocción: gas, electricidad, vitrocerámica e inducción, incluso en el horno. Si quiere preparar carne y obtener un resultado óptimo, lo mejor es elegir un recipiente de hierro colado. Las tapas de las cazuelas STAUB presentan pequeños relieves en la parte inferior en las que se condensa el vapor de la cocción que posteriormente cae en forma de gotas sobre los alimentos. Gracias a ello, la carne se mantiene jugosa aun en una cocción lenta y el pan adquiere una corteza gruesa y crujiente.

La cocotte básica es redonda u ovalada, aunque a menudo, los restaurantes preparan y sirven las raciones individuales en Mini-cocottes. Existe un gran surtido de tamaños para elaborar guisos, rustidos y aves. Si acostumbra a comer mucho pescado, es aconsejable adquirir una cazuela únicamente para el pescado y evitar así que con el uso continuo se mezclen los sabores de los alimentos.